"Vengan a mí todos los que están afligidos y agobiados, y yo los aliviaré. Carguen sobre ustedes mi yugo y aprendan de mí, porque soy paciente y humilde de corazón, y así encontrarán alivio. Porque mi yugo es suave y mi carga liviana". (Mt.11,28-30)

Palabra de Dios

 

 


 

 

Programa Semana Santa

 

Abierta la
Inscripción Catequesis

 
Usted está aquí